A propósito de la luz

Llegó un momento en que ya no fue suficiente con hacer fotografías con un encuadro correcto. Empecé a sentir la necesidad de intervenir de forma más premeditada en lo que hacía. Jugar con la luz y ser capaz de controlar más el juego de luz sobre la imagen que tomaba. Ordenar los objetos para dar mayor intencionalidad al encuadre. En definitiva empezar a hacer la fotografía mucho antes de coger la máquina para hacer el disparo.

Para ello empecé a hacer bodegones.

El primero fue “Una historia d´ous”

… después vinieron otras,

 

 

Leave a Reply